Risotto de espárragos con Kombutxa Natural

La kombucha es una bebida muy versátil. Combina con una y mil creaciones culinarias. Nuestra versión raw, sin añadidos en segunda fermentación, Kombutxa Natural es increíble como ingrediente de los platos más atrevidos. Reversiones de clásicos toman un nuevo caliz cuando se incluye nuestro té fermentado. Además, se le están añadiendo un montón de ácidos orgánicos al plato que vas a servir.

Esta creación de @fabydufit es para hacerla mil y una veces con variaciones. Tomando el clásico risotto italiano con espárragos, Fabiana ha sustituído parte del caldo de verduras por un vaso de Natural y el resultado final, te aseguramos que no defrauda.

Es una receta facilísima, con ingredientes muy fáciles de encontrar en cualquier mercado y que gusta a pequeños y grandes. Puedes servirla en un día especial, pero también esos días que necesites energía añadida.

Risotto con Kombutxa NaturalIngredientes:
130 g arroz carnaroli
80 g queso parmesano
1 vaso de Kombutxa Natural 
800 ml de caldo de verduras
30 ml de aceite de oliva extra virgen
2 yemas de huevos camperos
100 g de espárragos
Un diente de ajo

 

 

Preparación:
1. Comenzaremos dejando el arroz en agua durante unos minutos para que suelte el almidón. Seguimos cortando el diente de ajo menudo y lavando y secando los espárragos verdes.
2. Preparamos una sartén al fuego con una cucharada de aceite y salteamos los espárragos hasta que estén hechos a la plancha a nuestro gusto. Reservamos.
3. En la cazuela donde hagamos el arroz añadimos el vaso de Kombutxa Natural hasta que se evapore. Añadir poco a poco el caldo también hasta que se evapore. La cantidad de caldo será aproximadamente 3 veces la de arroz.
4. Mientras tanto, batir 2 yemas de huevo con 100 g de queso parmesano, sal, pimienta y seguir batiendo al baño maría hasta alcanzar la temperatura de 62’5 ºC, para obtener una crema salada, de textura parecida al zabaione.
5. Cuando el arroz esté casi listo 20’ añadimos los espárragos cortados en trozos dejando cuatro puntas para decorar. Incorporamos el parmesano y lo dejamos hacerse durante tres minutos más. Servimos con las lascas de parmesano por encima. ¡Y a disfrutar!

Nuestra Kombutxa Natural es la que más se ajusta a la receta original del té fermentado que se originó en la antigua China hace 2.000 años. Sin añadidos en la segunda fermentación, está especialmente indicada para introducir al mundo de la kombucha los que nunca la han probado.

Casa a la perfección con guisados pero también con platos de pasta. Bien helada, servida en una copa de cava o de vino, es un must para dejar el vino de lado y apostar por una opción saludable.