¿Por qué los fermentados?

[av_heading heading=’Por qué los fermentados?’ tag=’h1′ style=” size=” subheading_active=” subheading_size=’15’ padding=’10’ color=” custom_font=”][/av_heading]

[av_textblock size=” font_color=” color=”]

Los fermentados tienen siglos de historia. Alimentos tan cotidianos como el pan, el café, la cerveza, el vino, el queso, el yogurt, el xocolate o el kechup son fermentados.

La fermentación, que en el fondo no es más que la inclusión -intencionada o no- de bacterias buenas en la comida, puede ayudar a la digestión de algunos alimentos. Así mismo, la comida fermentada aumenta, la proliferación de probióticos en nuestros instestinos, reforzando el sistema inmunológico, protegiéndonos de intolerancias alimentarias, virus e infecciones e incrementando la energía al conseguir que la digestión sea más fácil y eficaz.

Nuestro kombucha artesanal no está sometido a ningún proceso de pasteurización. Las bacterias buenas, pues, es conservan intactas.

[/av_textblock]

[av_social_share title=’Compartir aquesta entrada’ style=” buttons=”]