El beneficio de los probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos extremadamente beneficiosos para todos. Aunque mucha gente sólo los conoce en forma de suplementos que venden en tiendas especializadas y en farmacias, se encuentran en muchos alimentos fermentados. En este grupo se incluyen el yoghurt, el kéfir, el tempeh, el miso, el chucrut o el kombucha.

De probióticos existen centenares, y cada uno de ellos actúa de manera diferente sobre los alimentos, variando el grado de impacto sobre nuestra salud.

Cuando todo funciona bien, nuestro intestino está poblado por bacterias buenas y malas que cohabitan en paz. El papel de las buenas, los probióticos, es digerir la comida, absorber nutrientes, liberar el cuerpo de toxinas, limpiar el sistema digestivo y activar la inmunidad. Los malos en su medida justa no afectan al funcionamiento normal del aparato digestivo.

El kombucha es el probiótico con una variedad bacteriológica más elevadaapenas contiene azúcarno está pasteurizado y por tanto conserva bacterias vivas.