¿Cómo y cuando beber kombucha?

¿Cómo incorporo kombucha a mi día a día? ¿Qué cantidad puedo tomar para notar sus efectos? ¿En qué momento es más adecuado beber kombucha? Has oído hablar mucho de kombucha, de los beneficios saludables de este té fermentado con orígenes ancestrales, pero tienes algunas dudas que necesitas despejar antes de empezar a consumirla. Esperamos que estas pautas te resulten útiles:

  • Si no has tomado nunca, empieza poco a poco, con unos 100 mililitros al día. Según tolerancia, aumenta la dosis hasta tomarla un par o tres veces al día.
  • Es difícil que beber kombucha te produzca efectos secundarios. Como mucho, notarás más movimiento intestinal. Lo normal es que experimentes una sensación de bienestar.
  • Toma kombucha cuando más te apetezca. En ayunas, potenciarás su efecto desintoxicante. Antes o después de las comidas, mejorará tus digestiones gracias a sus probióticos naturales.
  • Si eres especialmente sensible a la cafeína, te recomendamos no beber kombucha hacia el atardecer. Aunque lleva unas seis veces menos cafeína que una taza de café, podría afectar tu sueño.
  • Debes tener en cuenta que, como todos los alimentos fermentados, kombucha contiene un poco de alcohol generado naturalmente durante su elaboración. Es una cantidad ínfima: algo menos de 1% de la bebida.
  • ¿Tienes resaca? Prueba a tomar un vaso de kombucha. Este té fermentado facilita enormemente el trabajo de desintoxicación del hígado y, con ésta, la de tu cuerpo. ¡Te ayudará seguro!
  • Conviértela en tu sustituto a los refrescos, al café y a las bebidas de baja graduación alcohólica, como la cerveza.
  • Si estás embarazada o eres madre lactante, consulta a tu profesional de la salud sobre el consumo de kombucha. Elaborado siguiendo la receta original, no está pasteurizado. De este modo, conserva los probióticos naturales generados durante su fermentación. Además, tiene efectos desintoxicantes que debes tener en cuenta.
  • Antes de ofrecerla a un niño ten en cuenta que lleva un poco de cafeína y menos de un grado de alcohol.
  • Para algunas personas con circunstancias de salud concretas, como las que sufren sobrecrecimiento bacteriano (SIBO), desaconsejado el consumo de kombucha. Te aconsejamos que soluciones este problema para poder introducir el té fermentado en tu dieta. En otras circunstancias, como diabetes, cándidas o otras patologías, remitimos la decisión sobre el consumo de kombucha a tu especialista de salud.

Cómo y cuando beber kombucha: – como alternativa a los refrescos – en ayunas para potenciar el efecto probiótico – con las comidas para un efecto digestivo