La kombucha es una bebida de moda. Es un hecho indiscutible. El mercado de este té fermentado está en auge y cada vez hay más marcas que se apuntan a comercializarlo. Tomar este té fermentado es una manera facilísima de incorporar un alimento probiótico más  a tu día a día.

Abandona los refrescos. incorpora kombucha a tu vida y asegúrate que sea auténtica: sin pasteurizar, ecológica y envasada en vidrio. Sólo así, disfrutarás de los beneficios de esta bebida ancestral. Kombutxa cumple todos los requisitos.

Aquí, el decálogo que distingue a nuestra Kombutxa.
  1. ➖ es ➕ . Nuestras 8 variedades contienen únicamente los ingredientes imprescindibles. Básicamente: agua, té verde Lung Ching y azúcar de caña. A esta mezcla inicial, una vez fermentada durante más de 30 días, añadimos frutas, verduras y raíces de verdad. Nos encargamos de exprimirlas en frío para conservar sus propiedades.
  2. Seguimos, a pies juntillas, el método tradicional  ⛩  Sólo ingredientes de verdad y mucha paciencia sería el resumen perfecto. Y es que no es lo mismo agua carbonatada, con aromas y concentrados, que esperar para que se produzca gas durante la fermentación y que sean los ingredientes naturales los que den sabor a la bebida que te sirves y saboreas, ¿no crees? Hacemos pruebas con los más exigentes para conseguir combinaciones perfectas y equilibradas, a la vez que superinnovadoras.
  3. Slow fermentation  ⏳  Sin prisas y muuuuucha paciencia. Sólo así aseguramos: sabor potente, burbuja y casi cero azúcar. Como mínimo, fermentamos durante un mes. Sólo así conseguimos un alimento probiótico prácticamente en el que haya desaparecido el azúcar que inicialmente añadimos para que el SCOBY (las bacterias y levaduras) vayan a tope de energía para tirar adelante la fermentación.
  4. Azúcar, ¡no gracias!  💪  Siendo de la liga antiazúcar, no podíamos elaborar una kombucha que faltara a nuestros principios. Cuando decimos que Kombutxa contiene el mínimo azúcar residual es que somos la que menos lleva de todas las que se comercializan en Europa. Eso nos convierte en la única sin pasteurizar que no necesita nevera para su conservación y transporte.
  5. Bebida viva al 100%  ⚡  No pasteurizamos ni tampoco filtramos, para conservar todas sus propiedades probióticas intactas. Una manera fácil de enriquecer tu dieta con alimentos probióticos naturales.
  6. Certificada ecológica  🌱  Todos nuestros ingredientes son orgánicos y, en la medida de lo posible, de proximidad. Esto mejora exponencialmente el sabor de la kombucha y te ahorra un montón de pesticidas.
  7. Objetivo: huella de carbono cero  👣  Nuestro compromiso con el medio ambiente nos hace imparables para conseguir reducir nuestros residuos y nuestro consumo energético. Que durante su vida útil no necesite nevera, ahorra muchos kilos de CO2 a la atmósfera. Cuidamos de ti y cuidamos de nuestro planeta.
  8. ¿Reciclable, reutilizable y saludable?  ♻  ¡En vídrio! Kombutxa está cargada de ácidos orgánicos y únicamente puede ir envasada en un material inerte como el vidrio.
  9. Controlando el proceso de principio a fin  😉  En nuestra planta de elaboración, la más grande del sur de Europa, entran sacos de té y de azúcar, cajas de verdura, fruta y raíces, botellas de vidrio y etiquetas. Ah, bueno, y tapones y cajas. ¿Y qué sale? El mejor té fermentado que puedes tomar.
  10. R+D forever  🔬  Trabajamos duramente para mejorar aún más nuestro alimento probiótico favorito. Vuestra confianza y vuestro feedback positivo nos motiva al 100% a tirar adelante nuestra pasión.